Jardinería accesible

Los jardines pueden ser un problema para las personas con movilidad reducida, superficies irregulares, cultivos de bajo nivel y senderos estrechos, que hacen imposible el disfrute del jardín para muchas personas. Sin embargo, con unos pocos cambios y creando un espacio de bajo mantenimiento se puede conseguir una gran diferencia.

Senderos y superficies irregulares

Para las personas con movilidad reducida es necesario tener superficies planas, suaves y sin escombros. Una superficie irregular puede incrementar el riesgo de caídas. Son preferibles áreas pavimentadas y duras a césped, barro y gravilla, que pueden ser peligrosas tras un periodo de lluvias.

Asegúrese de limpiar regularmente las hojas y otros escombros del jardín. Los senderos tienen que ser suficientemente anchos para adaptarse al usuario.

Cultivo

Cualquiera que tenga dolor de espalda sabe lo difícil que es el cultivo a bajo nivel. Arrodillarse y doblarse para el desbroce puede causar más dolor.
Considere zonas de cultivo elevadas como las mesas de cultivo. Nuestras mesas de madera resistente se pueden construir a la altura que mejor le convenga. Todas nuestras estructuras son suficientemente resistentes y sólidas para que pueda sentarse en ellas. Si la falta de movilidad no le deja disfrutar del jardín, considere instalar mesas de cultivo pequeñas cerca de la casa. Infórmese aquí de nuestras recomendaciones sobre alturas de mesas de cultivo.

Asientos

Los asientos de diferentes tipos son una parte esencial del jardín, crear un área para sentarse a disfrutar del jardín y descansar del trabajo de jardinería. La posición de los muebles de jardín es clave y necesita tener fácil acceso. Si prefiere una zona soleada, asegúrese de que el sol dará en las horas que usted va a pasar más tiempo en el jardín. Nuestros bancos y asientos de madera se pueden incorporar al diseño de mesas de cultivo ó instalarse por separado.

Almacenamiento y riego

Todos los jardines necesitan algún tipo de estructura para el almacenamiento. Los cobertizos tradicionales pueden ser estrechos y de difícil acceso para guardar herramientas, regaderas, mangueras y otros elementos del jardín. Una buena opción sería un cobertizo que se coloca directamente en el patio con puertas dobles y anchas que se pueden abrir sin tener que ir a su interior.

En jardines grandes se necesita un buen sistema de riego durante los meses más secos. Esto le evitará recorrer el jardín con la regadera en mano y le ahorrará mucho tiempo. Es ideal para los meses de verano.

Vea nuestra página sobre accesibilidad y kits de mesas de cultivo que recomendamos